Una noche de sueño reparador es de vital importancia en nuestro día a día. No dormir las horas suficientes en las condiciones adecuadas repercute de manera directa sobre nuestros niveles de productividad y el estado de ánimo.

Consejos para conseguir un sueño de calidad

Veamos con más detalle qué puedes hacer para dar lo mejor de ti al levantarte.

1. Luz tenue 30 minutos antes de ir a la cama

La exposición a la luz en los momentos previos a acostarte evita la producción natural de melatonina (hormona del sueño). Así pues, si dejas las luces encendidas hasta la hora de dormir, tu cerebro recibe el mensaje de que hay que estar despierto. Una iluminación tenue le transmitirá el mensaje de que ha llegado la hora de relajarse y dormir.

2. No tomes cafeína ni alcohol tarde

El consumo de estas dos sustancias afecta de manera negativa al ciclo natural del sueño. Bloquean el sueño REM y nos impide un descanso de calidad. También pueden aumentar la ansiedad, lo cual dificulta aún más el quedarse dormido.

3. Adiós al móvil y las pantallas

Tanto la luz azul de la pantalla del móvil como de otro tipo de pantallas (TV, portátil, etc.) hace que se activen los receptores fotosensibles de la retina. De este modo, nos desvelamos con mayor facilidad y tardamos mucho más en dormirnos. Te aconsejamos cambiar las pantallas por un buen libro al menos 40 minutos antes de intentar dormir.

4. Cena ligera

No es de extrañar después de una cena copiosa nos cueste caer en manos de Morfeo. Tener el estómago demasiado lleno requiere de grandes cantidades de energía para hacer la digestión. Lo ideal es no terminar de cenar con el estómago pesado y hacerlo al menos 2 horas antes de irse a la cama. Evita salsas, fritos y postres con demasiado azúcar.

5. Relaja tu mente

Sabemos que el cambio de una mente activa al modo relax puede ser complicado. Cuando estamos ocupados todo el día, el cerebro no procesa bien la información. Y esto es precisamente lo que hace a la hora de dormir cuando empiezas a estar más descansado.

Es recomendable reservar 15 minutos para sentarnos y dejar que el cerebro termine de hacer su trabajo. Volcar tus pensamientos en una libreta en también es conveniente para «vaciar» nuestro cerebro y que esté listo para un sueño de calidad.

Aumenta tu productividad al máximo

En definitiva, disfrutar de una noche de sueño ininterrumpido y de calidad es la clave para incrementar la productividad al máximo, algo básico para los autónomos.

Aunque pueda parecer una utopía para las personas que tienen problemas a la hora de conciliar el sueño, no todo está perdido. Incorpora los consejos propuestos a tu rutina y poco a poco irás notando resultados positivos en tus niveles de energía al día siguiente.

¿Quieres saber más?

Descubre una nueva forma de trabajar en un entorno lleno de creatividad y talento. ¡Escríbenos y resolveremos todas tus dudas!