Cuando se habla de emprender un nuevo negocio, uno de los principales hándicaps que suelen surgir, es el tema de la inversión.

Cuando un emprendedor está empezando, normalmente no dispone de demasiado presupuesto para desarrollar su idea de negocio. Por lo que todo lo referente a ahorro de costes cobra gran importancia para este momento del sector.

Cada vez son más los pequeños empresarios y autónomos que apuestan por un coworking para desarrollar su proyecto. Esto ocurre en gran parte, debido al ahorro del volumen de gastos fijos de oficina que evitas al trabajar en un espacio de coworking. Además de todas las ventajas que ofrecen este tipo de espacios.

AHORRA HASTA UN 60% EN COSTES DE OFICINA Y AUMENTA TU PRODUCTIVIDAD:

Desde el sector, se señala que trabajando en un coworking te puedes ahorrar hasta un 60% en gastos fijos de oficina. ¡Sí! has leído bien, hasta un 60%. ¿Pero cómo?

Teniendo en cuenta todo el material necesario para tener una oficina totalmente equipada, si trabajas en un espacio donde te se te ofrece todo tipo de facilidades y te ahorras todos los gastos que supone tener una oficina, el ahorro en tu día a día será bastante notable.

Por ejemplo, en nuestro espacio de coworking, Coolab, puedes disfrutar de todos los servicios detallados a continuación si contratas nuestras tarifas flexibles:

  • Electricidad
  • Teléfono
  • Internet
  • WI-FI
  • Limpieza
  • Material de oficina
  • Salas de reuniones
  • Taquillas
  • Recepción de correspondencia y paquetería
  • Hasta el 100% gastos de asesoría para la constitución
  • Acceso ilimitado 24h al espacio
  • Domiciliación fiscal y social

Todas estás ventajas, facilidades y servicios, se traducen en ahorro para tu empresa, ya que la tarifa a pagar siempre es un gasto inferior al que tendrías si alquilaras una oficina íntegra propia para tu negocio.

 

¿Y trabajar desde casa?

A pesar de que pueda parecer que las ventajas de trabajar desde tu casa son muchas, también es cierto que tiene ciertas desventajas importantes que no debemos obviar.

En un coworking a diferencia de en el hogar, puedes recibir a clientes en tu propio lugar de trabajo, en salas de reuniones acondicionadas para ello, lo que da una imagen mucho más profesional y aporta credibilidad al negocio.

Otro de los inconvenientes es que el ambiente de trabajo es mucho menos productivo, en un coworking estás rodeado de concentración, tranquilidad y esfuerzo, un ambiente que te contagia y te ayuda en la productividad.

También no podemos olvidar que al trabajar desde casa, separar tu vida personal de la profesional se convierte en una tarea mucho más complicada. En cambio, si tienes un lugar específico para desarrollar únicamente tus labores profesionales, es más sencillo conseguir no mezclar ambos entornos.

Como habrás visto, muchos son los beneficios y ventajas de trabajar en un espacio de coworking, por lo que, ¡no te lo pienses más y empieza a ahorrar!

Infórmate de nuestras tarifas aquí: 

¿Quieres saber más?

Descubre una nueva forma de trabajar en un entorno lleno de creatividad y talento. ¡Escríbenos y resolveremos todas tus dudas!