Los tiempos en los que la única opción era conseguir una oficina solo para tu negocio o utilizar tu propia vivienda como despacho han ido, poco a poco, quedando atrás. Con la llegada de nuevos emprendedores, y también de nuevos tipos de negocio, los espacios han tenido que adaptarse a los cambios y han nacido otras soluciones que ofrecen una alternativa a la oficina tradicional. Una de las más interesantes es el coworking. ¿Pero cómo funciona exactamente un coworking? Te lo explicamos a continuación.

¿Qué significa exactamente espacio de coworking?

El coworking se basa en compartir el lugar de trabajo. Es decir, en un coworking, varios negocios, profesionales y emprendedores de distintos sectores desarrollan su actividad  de forma independiente, compartiendo espacio y fomentando así el establecimiento de nuevas relaciones profesionales y redes de contactos. Es una solución muy interesante y, lo más importante, verdaderamente flexible, que se adapta a todo tipo de empresas, horarios y  situaciones. Por eso te conviene tenerla en cuenta si estás buscando un sitio en el que poder desarrollar tu actividad profesional.  

Y entonces, ¿cómo funciona? A continuación, te contamos algunos detalles sobre distintos aspectos del coworking:

  1. Horarios

    El coworking puede ofrecerte la posibilidad de utilizar tu espacio de trabajo cuando quieras, sin importar la hora o el día de la semana que sea. El tiempo de acceso variará dependiendo de la tarifa que hayas elegido, pero por lo general todas se caracterizan por ser muy flexibles y ofrecer un horario amplio.

  2. Wifi

    En la actualidad, es casi imposible trabajar sin una conexión a Internet de calidad. En CooLab también nos preocupamos de ese aspecto, por lo que ofrecemos el Wifi en nuestras instalaciones, para que nuestros clientes puedan concentrarse en su negocio al 100% y no haya ningún tipo de interrupción.

  3. Zonas comunes

    Seamos sinceros: el trabajo no lo es todo, ni siquiera en la propia oficina. A veces necesitas comer algo, relajarte un poco o conversar con alguien. Por eso, si te unes a CooLab también podrás disfrutar de las zonas comunes. Estas áreas son esenciales para los trabajadores, ya que un poco de descanso siempre ayuda a tener un mejor rendimiento. Además, también favorecen la creación de nuevas relaciones profesionales que pueden ser muy interesantes para ti, a la vez que muy ventajosas en un futuro.

  4. Hasta 100% gastos de asesoría para la constitución.

    Si necesitas ayuda con algún aspecto relacionado con la constitución de tu negocio, te ayudamos y asesoramos en todo lo necesario.

  5. Descuento de asistencia a los eventos de la comunidad.

    Si te decides por este coworking, tendrás acceso a diferentes eventos profesionales. Así siempre podrás estar al día con las últimas novedades y aprender en entornos diferentes.

  6. Domiciliación fiscal y social

    Si te unes a CooLab y estableces tu actividad profesional allí, podrás domiciliar tu empresa.

  7. Recepción de correspondencia y paquetería.

    Si tu negocio recibe algún tipo de correspondencia, podrás hacerla llegar al coworking. Además, se ofrece un servicio de recepción que puede recogerla, y así estarás seguro de que recibirás todo lo que pueda ser interesante para tu empresa.

  8. Descuentos.

    Si contratas un espacio de trabajo en el coworking, puedes beneficiarte de algunos descuentos en distintos servicios: taquillas, salas

¿Qué espacios puedo alquilar en un coworking?

Hay numerosos espacios que puedes alquilar, dependiendo de las necesidades de tu empresa.

Las salas de reuniones te ofrecen el lugar perfecto para reunirte con tu equipo o con clientes en el coworking. Disponen de todo lo que necesitas, ya que están equipadas con fibra óptica de 100MB, wifi, pizarras y Smart Tv, y cuentan con distintos tamaños y funcionalidades.

Los despachos son un lugar crucial para el negocio. En ellos se pasa la mayor parte del tiempo, por lo que es importante sentirse cómodo y contar con un espacio competente. Puede que te interese el alquiler de despachos en CooLab, ya que estos se adaptan al número de personas que necesites, e incluyen el suministro, el mobiliario, la climatización y la limpieza, entre otros servicios.