Cumplir con la jornada laboral no es lo único que importa. España sigue estando en un puesto alto cuando se trata de baja productividad laboral, a pesar de ser uno de los países en los que más horas se trabaja. Nuestro ritmo de vida influye en el rendimiento, y esto puede ser muy frustrante para los empleados y para la propia empresa.

La productividad es un aspecto fundamental para cualquier negocio, y guarda una íntima relación con aprender a utilizar el tiempo de una forma mucho más práctica y efectiva. Es por eso que cada vez más empresas se lanzan a utilizar nuevas técnicas y herramientas en el entorno laboral, que ayuden a aumentar la productividad y a optimizar el tiempo.

Si estabas buscando soluciones para aumentar la productividad de tu negocio, aquí podrás encontrar algunas ideas que pueden serte muy útiles.

Ideas para mejorar la productividad en el trabajo

  • Trabajar en un espacio ordenado: trabajar en un espacio cuidado y limpio propicia  una mayor concentración. Así podrás centrarte con mucha más facilidad en tus tareas y utilizarás el tiempo de forma más útil.
  • Planifica lo que vas a hacer durante la jornada: antes de empezar a trabajar, repasa las tareas que tienes o quieres realizar hoy y planifícalas con cuidado. Es una forma muy interesante de poner orden en tu mente y visualizar lo que tienes que hacer. Esto te ayudará a tener más claras tus labores del día.
  • Encárgate primero de las tareas difíciles: es probable que no te guste este consejo, pero realizar primero las tareas que más esfuerzo te supongan te pondrá las cosas más fáciles. Aprovecharás tu energía de forma más eficiente y cuando acabes ya te habrás desecho de lo que menos te agrada, algo que te aportará un poco de motivación extra.
  • Descansa cada cierto tiempo: descansar es vital si quieres ser productivo. Realiza algunas pausas para despejar la mente o comer algo, así tu mente podrá descansar por un momento y rendir de nuevo cuando vuelvas a la carga. Eso sí, que tus pausas sean controladas y duren un tiempo prudente y lógico.
  • Huye de las distracciones: evita al máximo las distracciones que puedan acabar con tu concentración. Redes sociales, dispositivos móviles… pueden interponerse entre tu trabajo y tú y echar a perder un tiempo valioso.
  • Utiliza apps para mejorar el rendimiento: (link de Post sobre Apps para autónomos aquí): la apps también pueden ser una buenísima opción para mejorar tu rendimiento, ya que con ellas puedes monitorizar tu actividad, saber de forma más concreta cómo utilizar el tiempo, solucionar tareas más rápido… ¡Todo son ventajas!
  • Motivación: el aspecto más básico y esencial. Sin motivación es probable que no sólo no aumentes tu productividad, sino que la disminuyas notablemente, te distraigas con mayor facilidad y utilices el tiempo de una manera muy poco fructífera. ¡Así que encuentra algo que te estimule y ponte manos a la obra!

Y no olvides que aumentando tu productividad puede que ganes tiempo libre… ¡Ánimo y a por ello!

 

¿Quieres saber más?

Descubre una nueva forma de trabajar en un entorno lleno de creatividad y talento. ¡Escríbenos y resolveremos todas tus dudas!