Se acerca un año nuevo y es el momento de cerrar el año financiero de la empresa y prepararse para afrontar el 2021. Para llevarlo a cabo, es importante ser cuidadoso y tener claras las distintas obligaciones que se contraen con el Estado y otras entidades.

Consejos para que la empresa cierre el año

Cerrar el año de manera correcta implica empezar el nuevo con seguridad y tranquilidad. Ten en cuenta estos tres consejos para afrontarlo con tranquilidad.

Sanear las cuentas

Lo primero es revisar las cuentas de la empresa. Debes asegurarte de que cuadran los números de los extractos bancarios con los reflejados en los asientos contables de la compañía. Además, los pagos fijados para antes de que acabe el año han de realizarse sin incidencias.

Las amortizaciones son otro de los puntos a valorar. Puede parecer un tema menor, pero, en realidad, se trata de un aspecto esencial para que la compañía pueda ofrecer los resultados correctos. Es necesario realizar las anotaciones correspondientes para dotar de provisiones a la empresa o preparar el asiento del impuesto de sociedades.

Poner en orden las finanzas

El siguiente paso es preparar el plan financiero para el nuevo año. Has de diseñarlo de manera objetiva atendiendo a la realidad financiera tanto de la empresa como del mercado. Para ello, debes prestar una especial atención a la caja.

Realiza una previsión de las ventas y prepara los picos de gastos e ingresos para tener suficiente remanente como para afrontarlos. Por supuesto, es indispensable ajustar el presupuesto a las necesidades de la empresa para el nuevo año. Esto último debes revisarlo periódicamente para que siempre esté actualizado.

Organizar la documentación

Cerrar el año no implica tener que colocar toda la documentación el último día, por lo que te recomendamos que, a lo largo del año, se vaya realizando esta tarea. Sin embargo, ahora has de preparar una determinada documentación para presentar en las diferentes instituciones.

Los libros de la empresa y las cuentas anuales deben revisarse para asegurarnos de que estén completos. Todo ello con el objetivo de presentarlos a la autoridad correspondiente.

Empezar el año nuevo con buen pie

Tanto una empresa con experiencia como una formada por nuevos emprendedores deben dedicar el tiempo necesario a este tipo de tareas. Para afrontar el nuevo año con entereza y capacidad, no olvides vigilar todos estos elementos desde el primer minuto.

Pero lo más importante es seguir teniendo ganas de crecer y afrontar los nuevos retos del mercado. Realiza un análisis concienzudo para fijar los nuevos objetivos y repartir los recursos empresariales de manera eficiente.

Un año nuevo significa el comienzo de una nueva etapa y, como tal, debe prepararse con la misma ilusión que siempre. Para lograrlo, se debe cerrar el año anterior de manera eficiente y focalizarse en lo que está por venir.

¿Quieres saber más?

Descubre una nueva forma de trabajar en un entorno lleno de creatividad y talento. ¡Escríbenos y resolveremos todas tus dudas!