Uno de los mayores retos a los que se enfrenta cualquier trabajador, es la organización de las tareas que se tienen en el día a día, para asegurarse así de cumplir con todos los objetivos marcados. 

La organización de tareas no es solo organización, es decir, no vale solo con ordenar la tareas sin más, si no que hay que saber cómo organizarlas de la forma más correcta y eficiente posible.

Para ello es fundamental establecer prioridades, y saber distinguir perfectamente entre las tareas que son primordiales y aquellas que se pueden realizar en cualquier otro momento.

Pero… ¿Cómo separamos lo que es prioridad de lo que no?

Básicamente, las prioridades son aquellas tareas que te acercan o te ayudan a cumplir tu objetivo principal. Es la guía que necesitas para saber hacia donde enfocar tu camino, teniendo claro el destino.

A la hora de establecer unas prioridades, el primer término a tener en cuenta es la importancia en lugar de la urgencia y no viceversa, como muchas veces se suele hacer.

¿Ya tienes claras tus prioridades?

Si aún así todavía estás dudando… ¡Sigue leyendo!

Te presentamos una de las mejores estrategias para establecer tus prioridades y conseguir alcanzar tus objetivos:

LAS 2 LISTAS DE WARREN BUFFETT:

Es una estrategia definida por uno de los inversores más exitosos del siglo XX, Warren Buffett, con el fin de optimizar el tiempo y dominar las prioridades.

Es una estrategia muy sencilla, compuesta únicamente de 3 simples pasos, pero ¡ojo! No te confíes, aunque sea sencilla necesitas algo de tiempo para asegurarte de que esté bien planteada.

  1. Escribe 25 tareas u objetivos que te gustaría alcanzar a medio/corto plazo.
  2. Elige 5 tareas de entre las 25 anteriores.
  3. Con las dos listas que has formado, la de las 5 tareas será tu prioritaria, aquella en la que debes centrar el tiro para cumplir con tus objetivos marcados, y la segunda será la que no debes empezar a desarrollar hasta que finalices la anterior.
Gracias a esta técnica, puedes determinar fácilmente cuáles son tus prioridades, distinguiendo entre tus tareas primordiales y aquellas que son menos importantes.

¿Conocías esta famosa estrategia de organización?

¡Empieza a ponerla en práctica desde ya, en cualquiera de nuestros espacios de coworking y comprueba cómo tus días comienzan a ser más productivos!

¿Quieres saber más?

Descubre una nueva forma de trabajar en un entorno lleno de creatividad y talento. ¡Escríbenos y resolveremos todas tus dudas!