El coworking supone una gran ayuda al teletrabajo. Esta es una forma de empleo que está ganando mucho peso y que ofrece una serie de beneficios muy atractivos. Gracias a él, empresas de todo tipo van a ganar en ahorro y en flexibilidad para sus trabajadores, algo que merece mucho la pena.

Los beneficios más significativos del teletrabajo

Pese a que no es una modalidad tan novedosa, el teletrabajo ha dado mucho de lo que hablar en los últimos meses. Es una buena solución a los problemas que genera la pandemia del coronavirus y simplifica la vida de los trabajadores. Además, las empresas también salen ganando, por lo que merece la pena implantarlo.

Flexibilidad

Este es uno de los beneficios que te resultará más interesante. Se manifiesta de diversas formas. Por una lado, los empleados tienen la posibilidad de organizar su trabajo como mejor les convenga. Esto puede llevar a un incremento de la productividad y a un menor estrés. Por otro lado, la empresa puede contratar a empleados de diversas localidades sin tener que hacer que se muevan. 

En caso de que esto fuera necesario, se podrían contratar los servicios de un espacio de trabajo compartido. Así, los costes no se dispararían.

Ahorro

El ahorro es uno de los beneficios más significativos y, una vez más, seas empleado o trabajador, saldrás ganando. No tendrás que gastar tanto dinero y tiempo en desplazamientos, no hay razón para poseer unas oficinas de gran tamaño y el peso de las facturas cada vez será menor. La logística de la oficina se minimiza, al igual que la interacciones sociales que no servían de nada.

Se aprovecha la tecnología al máximo

El teletrabajo es posible por la unión de varias tecnologías. Para empezar, en la actualidad el uso de internet está generalizado, lo que ya de por sí simplifica las comunicaciones. Casi todo el mundo tiene acceso a un ordenador, sea de sobremesa o portátil, con el que poder trabajar. Cientos de programas informáticos permiten realizar tareas en equipo, comunicarse, envío de archivos o procesamiento de información.

Además, los precios de los equipos cada vez son más bajos. Por tanto, con una pequeña inversión, la inmensa mayoría de los empleados podría trabajar desde su hogar sin mayores complicaciones.

Una opción de futuro

El teletrabajo y los espacios de trabajo compartidos son una opción de futuro. Las empresas pueden ahorrarse una buena cantidad de dinero en oficinas y otros gastos; mientras que los trabajadores ganan en flexibilidad en diferentes ámbitos. Además, cada vez será más frecuente esta forma de empleo, ya que sus ventajas superan con creces a sus desventajas.

Así, el coworking se presenta como una opción atractiva, que puede solucionar diversos problemas tanto a empresa como a trabajadores y emprendedores.

¿Quieres saber más?

Descubre una nueva forma de trabajar en un entorno lleno de creatividad y talento. ¡Escríbenos y resolveremos todas tus dudas!