Trabajar en remoto ha adquirido una mayor relevancia en la actualidad. Muchas empresas utilizan esta fórmula que cuenta con una base tecnológica. Sin embargo, lo más importante en este contexto es mantener la visión de equipo. Pese a todas las ventajas que esta experiencia aporta, existe el riesgo de que la distancia afecte a la colaboración con los demás. Los emprendedores lideran equipos de trabajo, pero ¿cómo mantener esta cercanía cuando no compartes momentos presenciales en la oficina?

1. Reuniones a través de videoconferencia

Cuida la comunicación con el equipo y usa las distintas herramientas para mantener el contacto. La elección del medio de comunicación más adecuado dependerá del objetivo. En este sentido, el correo electrónico es clave para transmitir información breve.

Por el contrario, un encuentro online es esencial para establecer un intercambio de ideas, fijar los objetivos de la semana y aclarar cualquier duda. Las reuniones por videoconferencia, organizadas con una periodicidad semanal o quincenal, ayudan a afianzar la comunicación de equipo.

2. Prepara la videoconferencia

Es importante que, cuando la inicies, no estés pendiente de otros asuntos. Evita aquellas interrupciones que puedan alterar el ritmo de la conversación. Apaga el teléfono móvil y elige un lugar tranquilo para este momento. Enriquece la videoconferencia con contenido de valor a través del uso de la pantalla compartida. Por otro lado, al informar al equipo de una próxima videoconferencia, es importante concretar el tema y la fecha exacta.

3. Ofrece formación y apoyo para trabajar en remoto

Quienes no han vivido esta experiencia previa necesitan tener un proceso de aprendizaje. En ese caso, ofrece un acompañamiento personalizado para resolver las dudas de los empleados.

4. Crea un entorno seguro para trabajar

Aunque este sistema es distinto al tradicional, existen aspectos esenciales que son importantes en ambos contextos. Por ejemplo, trabajar en un entorno seguro para proteger la información. Para ello, es indispensable contar con una infraestructura que haga posible esta interacción.

5. Felicita al equipo por su trabajo

Existe un error que produce efectos negativos a largo plazo: fomentar una comunicación basada, principalmente, en la corrección de errores. Cuando pones en valor la implicación de un trabajador, estás reforzando su talento y su motivación. Por ello, ofrece feedback de forma frecuente. Este reconocimiento siempre es importante, pero en el trabajo en remoto todavía es más necesario.

6. Indica los objetivos de la próxima semana

Esta referencia es básica para estructurar el tiempo. Facilita estos datos por escrito para que los empleados puedan consultarlos en cualquier momento.

Por tanto, esta forma de trabajar no significa renunciar al espíritu de equipo, el cual es clave en cualquier organización. Pero sí es importante que crees confianza y cuides los detalles para transmitir esta cercanía a los demás.

¿Quieres saber más?

Descubre una nueva forma de trabajar en un entorno lleno de creatividad y talento. ¡Escríbenos y resolveremos todas tus dudas!