Con la llegada de la nueva normalidad muchos vamos a tener que enfrentarnos a una economía dañada, con la confianza del consumidor por los suelos y con serias dificultades. Para superar esta situación y seguir siendo competitivo, vas a tener que ser muy flexible y prestar atención a aquellas áreas de tu negocio en las que puedas mejorar o debas cambiar.

¿Cómo reinventarse sin perder la esencia?

La clave para tener un negocio a prueba de bombas es tu capacidad para adaptarte rápidamente a los cambios que se producen en la sociedad y en tu sector de actividad. El escuchar a tus clientes con atención y de manera constante es imprescindible y debería formar parte de la cultura corporativa de todos los emprendedores.

. Si no es tu caso, un momento como este es perfecto para empezar.

La información sobre el nivel de satisfacción de tus clientes, sus deseos y necesidades será la brújula que marque el rumbo hacia una buena salud financiera. Es posible que hasta ahora hayas decidido centrarte en un nicho muy definido y que, a partir de ahora, tengas que salir fuera de tu zona de confort y explorar nuevas oportunidades, o que tu clientela ya existente esté interesada en productos y servicios complementarios a los que ya ofreces.

Reinventarse no significa traicionar a tus valores de marca y convertirte en alguien que no eres: para transformarte con éxito necesitarás todo lo contrario. Ten en cuenta que, en un mercado saturado de oferta, tus clientes te eligen por aquellos rasgos distintivos que te identifican. Abrazarlos y enfatizarlos te fortalecerá frente al resto.

Ideas para adaptar tu negocio a la nueva normalidad

Como consecuencia a la situación que hemos vivido durante la crisis del coronavirus, muchos vamos a cambiar nuestros hábitos y estilo de vida. Estudiar cómo afecta a tu mercado y anticiparte con soluciones te permitirá reaccionar con agilidad.

Se espera que la demanda de servicios a domicilio y de grupos reducidos aumente considerablemente por el miedo al contagio. Si tienes una peluquería, ofrece servicios y tratamientos en casa de tus clientas a un precio ajustado. Podrás transmitir una mayor sensación de seguridad y confianza, por lo que esto te ayudará a no perder cuota de mercado.

Si tienes un restaurante con pocas mesas, es posible que cumplir los aforos exigidos y las medidas de seguridad impliquen una pérdida importante de rentabilidad. Para esquivar este obstáculo puedes ofrecer tu menú para recoger en el local. Así, conseguirás una mejor rentabilidad a la vez que fomentas la confianza del cliente para consumir tus productos.

Aunque estas son solo algunas ideas, a medida que nos vayamos adaptando a la nueva normalidad podrás entender cómo los cambios en el estilo de vida afectan a tus clientes y encontrar alternativas a medida.



¿Quieres saber más?

Descubre una nueva forma de trabajar en un entorno lleno de creatividad y talento. ¡Escríbenos y resolveremos todas tus dudas!